El pasado 12 de diciembre se abrieron las inscripciones y una gran cantidad de equipos se pusieron en contacto con la organización de torneo para reservar su plaza. Sin embargo, el primero de todos fue la EUDLP Llamoro ‘A’; en la categoría infantil. Hemos entrevistado al terapeuta y responsable del equipo, Abraham González, quien quiso dedicar en primer lugar unas palabras de agradecimiento al presidente del club -Toni- por dejarles participar en el torneo con su camiseta y su escudo. El propio Abraham nos trasladó sus impresiones acerca de esta próxima edición de la Maspalomas Cup, que se disputará del 25 al 30 de junio de este año. 

Repiten en la Maspalomas Cup 

“Este torneo tiene ya un prestigio y antes de optar por ir a campeonatos en Barcelona, Madrid o incluso Madeira, nos gusta apostar por lo nuestro. No todo el mundo tiene la suerte de tener tan cerca un torneo tan importante”. 

 

36337873_2024270390982021_4217614307933814784_o.jpg

“Volvemos porque es un premio para los niños y se lo merecen. Lo más importante es que durante unos días conviven juntos. El fútbol es algo más que competir en un terreno de juego. Nosotros, como cuerpo técnico, fundamentamos toda nuestra labor en el respeto y la convivencia”. 

“La Maspalomas Cup, además, permite a los chicos competir con equipos diferentes a los que se enfrentan siempre en sus competiciones domésticas. De esta forma pueden ver y conocer otros equipos, otros compañeros, modelos de juego distintos y compartir valores con el resto de los participantes”. 

Su equipo 

“Hemos comenzado muy bien la temporada. Actualmente estamos líderes en nuestro grupo de preferente. Somos un equipo muy correoso, rocoso y con unos chicos muy fuertes a pesar de su edad. De momento nos están saliendo muy bien las cosas”. 

“Siempre que salimos al campo lo hacemos para ganar. En la Maspalomas Cup igual, pero por encima de todo nuestra intención es divertirnos. Todos nuestros jugadores dan el 100%, pero dentro de sus posibilidades. La clave no es exigir, sino formar y enseñar. Esa es mi responsabilidad como técnico”. 

Objetivo en el torneo 

“No nos fijamos ninguna meta en el torneo. Nos alegramos de que el año pasado llegaran hasta cuartos de final, pero no existe por nuestra parte esa voluntad de mejorar ese resultado o superarlo. Los niños tienen la ilusión de ganar siempre, pero en torneos así lo que refleja el marcador queda en un segundo plano”. 

“Nunca nos ha gustado pensar solo en la victoria. En las ‘preligas’ que se disputan en Tenerife, cuando vamos ganando por 3 o 4 goles de diferencia, cambiamos nuestra filosofía para que el resultado no sea más abultado. Somos asi. Incluso hablamos con los árbitros para que reduzcan el tiempo de partido si el encuentro está sentenciado. Sería un error transmitirles a los futbolistas que los únicos valores son ganar y marcar muchos goles. Competimos, pero con respeto”. 

Su labor como técnico 

“Aprendo de mis jugadores constantemente. Algunos sorprenden por su talento, otros por su condición física. Lo que intento transmitirles e implicarles es como deportistas; que entrenen, calienten y sean disciplinados. Y también que respeten a sus compañeros, al cuerpo técnico, a los árbitros, etc.”.

“Trabajo siempre pensando que mis jugadores deben disfrutar, convivir y competir. En ese orden. Tanto en nuestra liga como en la Maspalomas Cup. Esa es nuestra filosofía”. 

Apoyo de los familiares 

“Una de las cosas que más nos gusta de la Maspalomas Cup y por la que hemos decidido volver es porque a los padres les hace mucha ilusión vivir con sus hijos esta experiencia. No todas las familias pueden acompañar a los chicos durante el año todos los días de la semana que tienen partidos, pero para este torneo no fallan. Nadie se lo quiere perder. El que va, repite”. 

“Además, saben que en esta competición se valora y premia a la mejor afición, por lo que también es bonito para ellos estar en las gradas apoyándonos y que sea una auténtica fiesta”.