Uno de los grandes atractivos de la Maspalomas Cup, edición tras edición, es el ambiente festivo que se vive en las gradas a lo largo de toda la semana que dura la competición. Todos los participantes tienen la suerte de estar acompañados de familiares y amigos, quienes apoyan incondicionalmente a los suyos sea cual sea el resultado. Por esa razón hoy queríamos que los protagonistas fueran ellos. 

 

En Rodagon Sport hemos entrevistado a Pino Ortega, la madre de la portera del Benjamín del C.F Las Majoreras. Carmen Arencibia, su hija, actualmente defiende la portería del mismo club, pero lo hace en Alevín Preferente -una categoría superior-. Tanto su familia como ella están deseando repetir experiencia en Maspalomas. 

 

WhatsApp_Image_2019-02-07_at_17.44.23.jpeg

La experiencia del año pasado

“Nos encantó. Salimos muy contentos del torneo niños y familiares. Ahora estamos deseando volver y repetir la experiencia. Siempre que se abren inscripciones nos apuntamos. El C.F Las Majoreras, además, inscribe equipos en todas las categorías”. 

“¿Lo mejor del torneo? Es difícil quedarse solo con una cosa. Tengo dos hijos mayores que también han participado en ediciones anteriores, así que llevo disfrutando de la Maspalomas Cup con mis hijos desde hace muchos años”. 

El mejor final de temporada 

“Lo bueno de ser en verano es que hay más participantes, vienen clubes de fuera y nuestros hijos se enfrentan a equipos con los que normalmente no se cruzan en las competiciones ligueras que disputan durante todo el año. Para ellos es especial”.

“Yo tengo la suerte de poder acompañar a mi hija a todos sus partidos, no me pierdo ninguno.  Sin embargo, no todos pueden hacerlo porque trabajan los fines de semana. La Maspalomas Cup, al ser a finales de junio, sí permite que muchos familiares puedan ir a ver a sus hijos y sin duda es un punto a favor”. 

Una semana de convivencia 

“Nuestros hijos no se divierten solo en el campo, también fuera de él. Esa semana que dura el torneo disfrutan un montón. Entre amigos, compañeros de otros equipos, entrenadores, etc. La convivencia es muy importante”. 

“Igual que están juntos los niños, también las familias en la grada. La gente que ha estado en la Maspalomas Cup ya sabe el buen ambiente que se respira en todos los campos”. 

Los nervios de una madre, ¡que no falten!

“Lo que no les gusta demasiado a nuestros hijos es que le demos instrucciones durante los partidos, pero que animemos sí. Yo intento a Carmen darle esos ánimos antes del partido y así evito ponerla nerviosa cuando está jugando”. 

“Sí que sufro, sí (Risas). ¡Encima mi hija es portera! Yo siempre le digo lo mismo: que disfrute. A todos nos gusta ganar, pero a estas edades es lo de menos. Lo importante es participar y pasarlo bien”.